lunes, 16 de agosto de 2021

Reseña: Los años del pacaá (Omar Héctor Zenoff)

Los años del pacaá es una novela juvenil ecológica del escritor chaqueño Omar Héctor Zenoff

Esta es la sinopsis del libro:

Nacho rememora su adolescencia en la ciudad de Las Breñas en la provincia de Chaco, en la década del sesenta. A los doce años, recibe de regalo un pacaá, que se convierte en una de sus mascotas más queridas. Nacho nos relata las aventuras de su pacaá y, al mismo tiempo, nos cuenta acerca de su época de estudiante secundario: las travesuras de sus amigos, su historia de amor con Clara y, sobre todo, la preparación de la carroza estudiantil que realiza cada año su curso para participar del tradicional desfile con motivo del Día de la Primavera y del Estudiante.

La novela está narrada en primera persona por Nacho, un alter ego del autor, a quien todos llaman Necho en su ciudad natal. Nos encontramos frente a una novela con un alto contenido autobiográfico y llena de nostalgia, en la que el escritor nos relata una parte de su vida. El libro alterna capítulos en los que se narran aventuras protagonizadas por el pacaá que adopta Nacho con capítulos que giran en torno a acontecimientos importantes de la vida del protagonista, en especial, los relacionados con su vida escolar. La novela consta de 25 capítulos cortos, y cada capítulo está encabezado por el dibujo de un pacaá, detalle que me pareció muy adecuado.

Y ustedes se estarán preguntando qué es un pacaá. Yo tampoco lo conocía hasta que llegó a mis manos este libro. Se trata de un ave que habita en el noreste de Argentina y cuyo nombre hace alusión a su grito característico. En la portada del libro, hay una foto donde se puede ver un hermoso ejemplar de este tipo de ave.

El pacaá que le regalan a Nacho cambia la vida de su familia y todos se encariñan con ella. Y digo ella porque, en realidad, se trata de un pacaá hembra. Nacho le construye una fuente en su patio para que el pacaá viva con mayor comodidad, es decir, trata de recrear su hábitat natural. El pacaá se vuelve famoso en la ciudad y hasta se convierte en punto de referencia para ubicarse geográficamente, tipo: "Tal lugar queda a una cuadra de la casa donde vive el pacaá". Las aventuras del pacaá me hicieron reír y llorar. En algunos momentos, el pacaá se mete en problemas y su vida peligra, y como yo quiero mucho a los animales, cuando un animal sufre en un libro, yo sufro a la par. Tengo que admitirlo: el final del romance imposible entre el pacaá y el palomo me hizo derramar unas lágrimas. Pero también me reí con las travesuras de esta ave tan particular. Hay, además, algunas anécdotas locales, como una relacionada con un asado y un perro que, debo confesar, me traumó un montón.

Con respecto a la vida de Nacho, como dije antes, el autor se enfoca en los preparativos para el desfile de carrozas estudiantiles, una tradición que empezó en Las Breñas hace décadas y que, aún hoy, se mantiene. También vemos cómo era la vida de un adolescente en la década del sesenta. Algunas costumbres han cambiado muchísimo. Eso se ve, en gran manera, cuando Nacho y Clara se enamoran y se ponen de novios a los quince años, algo que las señoras viejas y chismosas del pueblo no ven con buenos ojos. Lo que me gustó fue que las familias sí aprobaron el romance.

Mientras leía esta novela, no pude evitar pensar en lo que deben sentir los chicos y las chicas de Las Breñas al leerla. Sospecho que deben de sentir lo mismo que sentí yo al leer las novelas juveniles de Alma Maritano que transcurren en Rosario, mi ciudad. En mi caso, fue la primera vez que leía algo que transcurría en mi ciudad y fue un shock. Hasta ese momento, siempre había leído historias que transcurrían en ciudades de otros países o en Buenos Aires, en el caso de escritores argentinos. Pero al leer las novelas de Alma, me di cuenta de que Rosario también podía ser el escenario de una novela. Amé que la autora nombrara lugares que yo conocía. Y supongo que lo mismo le debe pasar a la gente de Las Breñas. Al final del libro, hay una serie de actividades áulicas propuestas por la profesora Nancy Mabel Torres de Sasovsky y, ¡oh, coincidencia!, me encuentro con una actividad en la que la profesora sugiere leer El visitante de Alma Maritano y buscar similitudes y diferencias entre el libro breñense y el rosarino, así que yo no estaba muy errada en mis pensamientos.

En resumen, Los años del pacaá es una novela juvenil llena de nostalgia y color local, que nos muestra cómo era la vida de los adolescentes de Las Breñas en la década del sesenta. Recomiendo esta novela a personas de todas las edades, aunque creo que quienes fueron jóvenes durante los años sesenta la disfrutarán en mayor medida que el resto de los lectores. Asimismo, considero que deben leerla los chicos y las chicas de Las Breñas para que conozcan el pasado de su ciudad y vean cómo era la vida de los jóvenes hace casi sesenta años atrás. Me alegra mucho que esta novela se lea en las escuelas breñenses porque puede dar lugar a muchos debates, desde cuestiones ecológicas relacionadas con el trato y maltrato de los animales, hasta las semejanzas y diferencias entre la vida escolar actual y la del pasado.

No se olviden de suscribirse a mi boletín informativo mensual para recibir todas las novedades sobre mis servicios y actividades. Si leen esta entrada desde una computadora, encontrarán el formulario de suscripción en el costado derecho de la pantalla. Si leen el blog desde un celular, no se ve el formulario, así que les dejo un enlace para que se puedan suscribir acá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario