sábado, 16 de junio de 2018

Reseña: Pompidú (Catalina Piotti)

Hoy comparto con ustedes una reseña diferente. Se trata de la obra de teatro Pompidú de Catalina Piotti. Agradezco a Carolina Reznik por haberme enviado un ejemplar.

Esta es la sinopsis:
Pompidú es la historia de Érica, una joven psiquiátricamente inestable, quien vive un romance imaginario con un príncipe, llamado Inti. La tía Susana, que se hizo cargo del cuidado de Érica desde que la madre murió y el padre se mudó a París con su nueva familia, ahora está enferma. Por eso, le pide a Érica que viaje a París. Inti construye un París para ellos dos, en el que todo es posible. Un París en el que el museo Pompidou es "Pompidú" con tilde en la u. Un París en el que las personas se animan a vivir su locura en libertad. Inti es la voz de muchas verdades. Dice, denuncia y evidencia cosas que son ciertas, pero tanta intensidad llevará a Érica a alcanzar niveles muy altos de descontrol que incluso pondrán en riesgo su vida.

Pompidú es una obra en tres actos. Es un libro breve de 80 páginas con ilustraciones de Agustina Marambio de la Vega. Se estrenó el 21 de octubre de 2017 en Dynart Espacio de Arte, dirigida por Catalina Piotti e interpretada por Alejandra Sabatella, Claudia Krizaj y Lucas Tavarozzi.

En la obra hay tres personajes principales: Érica, Inti y Susana. Érica es una artista plástica que tiene problemas psiquiátricos y un novio imaginario, Inti. Vive sola y está medicada. Siente que siempre hay alguien que tiene poder sobre ella, que no logra tener el espacio que desea. Su madre murió y la cuida su tía Susana. Su padre vive en París con su segunda esposa y los hijos que tuvo con ella. Hace unos años, Érica viajó a París, pero no tuvo una buena relación con sus hermanitos que la llamaban "la loca de Buenos Aires". 

Inti, el novio imaginario de Érica, se dedica a decir grandes verdades durante la obra. Generalmente, cuando hace eso, le habla directamente al público. A veces, cambia las pastillas que debe tomar Érica por confites.

Susana es la tía que cuida de Érica. Como si fuera su propia hija, se desvive por su sobrina. Está muy preocupada por el futuro de Érica ya que Susana está enferma y teme morirse. Es una mujer que no ha tenido suerte en el amor. El hombre que amaba se casó con otra y ella nunca se animó a contarle sus verdaderos sentimientos.

El primer acto se llama Luna, despoja a los instantes del cáncer de la hipocresía y el aburrimiento. En este acto se habla de la importancia de soñar. Inti dice que hay gente que duerme, pero que nunca sueña, y que hay que soñar despiertos.

"Soñar despierto es privilegio de aquellos que están despiertos de consciencia".

También dice que la gente piensa que cuanto más dopada está, más estable se sentirá, pero los miedos siempre están presentes; uno los tapa, pero vuelven a aparecer.

El segundo acto se titula En la cordura, no hay poesía y es el más largo. Érica no tiene ganas de viajar a París y, junto a Inti, imagina una París alternativa en la que el museo Pompidou en realidad es Pompidú y allí se exponen sus obras, sin turistas que saquen fotos todo el tiempo ni vidrios que cubran las obras. Érica le cuenta a Inti que le gusta la plaza Stravinsky, donde hay esculturas realizadas por una artista que también tuvo problemas psiquiátricos: Niki de Saint Phalle (el dibujo de la tapa del libro está relacionado con esta plaza). Esta frase de Inti me gustó mucho:

"La plata da poder y el poder da miedo. El poderoso maneja los hilos de las sensibles marionetas. Las condiciona. Las reprime. Las anula".

El tercer acto se llama El arte te va a salvar de los hostiles. En este breve acto final, Érica le dice a Inti que lo ama por las cosas que le hace sentir y por las verdades que dice, pero que tiene que dejarlo ir. Me gusta esta frase de Érica:

"El mundo es un lugar hostil, pero hay una realidad  que nos pertenece y a la que no podemos escaparle. Si le escapamos, no hacemos otra cosa más que mentirnos".

En conclusión, Pompidú es una obra muy poética en la que se tocan varios temas, como las relaciones familiares, la forma en que tratamos a los pacientes psiquiátricos, cómo el arte nos puede salvar de la locura y ayudarnos a superar problemas, y cómo a veces tenemos que dejar de lado ciertas cosas para crecer y hacerle frente a las dificultades de la vida. Me encantaría ver la obra representada ya que creo que la disfrutaría mucho. Me gustó tanto que le puse cinco estrellas en Goodreads. Puedo afirmar que, hasta ahora, esta obra de teatro es uno de los hallazgos del año en materia de colaboraciones para el blog. Una obra poco conocida pero de gran calidad artística y profundidad que vale la pena leer.

4 comentarios:

  1. Guauu me llama muchísimo la atención pero el tema es que detesto leer novela narradas en forma de obra de teatro, pero la sinopsis realmente promete. Me alegro que la disfrutaras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! No es "una novela narrada en forma de obra de teatro", ES una obra de teatro :)

      Eliminar
  2. Hola Sole, me re gustó tu reseña. Se ve que es un libro super lindo, me encantaría leerlo ver la obra, en este momento de mi vida me vendría muy bien :)
    Gracias por la reseña tan linda <3

    ResponderEliminar
  3. Hola Sole!
    Como siempre AMO leer tus reseñas pero en este caso el libro no me llama lo suficiente como para apostar por él. La última vez que leí algo narrado en forma de obra de teatro me copó pero no es algo por lo que muera, ¿se entiende?
    En fin, ¡gracias por la reseña y nos leemos!

    ResponderEliminar