sábado, 22 de abril de 2017

Reseña: Allegiant (Veronica Roth)

Aclaración: Esta reseña contiene spoilers. Como se trata del último libro de la trilogía Divergente de Veronica Roth, decidí hacer una reseña diferente. Además de dar mi opinión sobre la novela, también haré una especie de balance de la trilogía. Escribo esta reseña para que la lean los que leyeron la trilogía completa ya que me gustaría saber qué opinan sobre esta serie de libros.

El año pasado leí Divergente e Insurgente, las dos primeras entregas de la trilogía de Roth. Pueden leer la reseña del primer libro aquí y la del segundo, acá. Este año leí Leal y ahora estoy leyendo Cuatro, la precuela. Decidí leer esta trilogía después de terminar con la de Los juegos del hambre. Me gustan las distopías (ya leí la mayoría de las clásicas, como 1984, Un mundo feliz y Fahrenheit 451), así que cuando me entero de alguna distopía que tiene buenas reseñas la leo, más allá de que esté dirigida al público adulto o al juvenil.

Leal empieza donde termina Insurgente. Al enterarse la gente de Chicago de la verdad, se forman dos grupos. uno liderado por Evelyn, que elimina el sistema de las facciones e instala una dictadura, y otro más pequeño, autodenominado los leales, que quiere restaurar las facciones. Dentro de ese grupo hay otro que decide salir de la ciudad para ver que hay en el exterior. Tris, Four, Cara, Caleb, Christina, Uriah y Peter logran escapar de Chicago y se encuentran con Zoe y Amar, quienes trabajan para la Oficina de Bienestar Genético, liderada por David. Allí el grupo se entera de cuál es la realidad: la ciudad de Chicago es la sede de un experimento genético. Aparentemente todo es más tranquilo afuera de Chicago, pero luego, Tris y sus amigos descubrirán que hay un conflicto entre los genéticamente puros (divergentes) y los genéticamente dañados.

Esta novela está narrada en primera persona desde el punto de vista de Tris y de Tobias. Esta alternancia es interesante porque vamos viendo las acciones de una forma más completa a través de dos personajes, además conocemos las opiniones de Tobias. Creo que es un buen recurso que Roth no supo aprovechar. No me gustó que las voces de Tobias y Tris sonaran iguales. A veces, tenía que volver a la primera página del capítulo para ver quien era el narrador porque no me daba cuenta. Cuando se usa este recurso la idea es que el lector se dé cuenta de quién habla. Para lograr este objetivo, el escritor debe trabajar el lenguaje de tal manera que las voces suenen muy distintas.

En esta entrega hay menos acción que en las dos primeras, pero no por eso es menos atrapante el libro. Me gusta cómo, a medida que avanzan los capítulos, se va develando información sobre la gente que vive en el exterior y las funciones de la Oficina de Bienestar Genético. Hay revelaciones en cada capítulo, no podía dejar de leer el libro. Entre esas revelaciones se encuentra la verdad sobre la madre de Tris, que fue una de las cosas que más me impactó.

En este libro hay nuevos personajes, como Amar, Zoe, David, Matthew, George y Nita. De los nuevos personajes me gusta Matthew porque se arriesga mucho para ayudar al grupo de Tris y a los genéticamente dañados. De los personajes ya conocidos me gustó Cara, que antes no había captado mi atención, en esta novela adquiere más protagonismo.

El final me pareció realista, aunque me dio lástima la muerte de Tris. Es injusto que después de haber sobrevivido a tantas cosas, haya muerto por los disparos de un hombre en silla de ruedas. Tris se sacrificó para salvar a un montón de personas, lo que muestra que la parte de Abnegación siempre fue muy fuerte en ella. Estoy acostumbrada a la muerte de personajes principales porque soy lectora de la saga Canción de hielo y fuego y cada vez que te encariñás con un personaje, el autor lo mata, sin embargo, debo reconocer que la muerte de Tris me causó un gran impacto. No me lo esperaba. Me pareció muy valiente que la autora se animara a terminar la saga de esta forma. Estoy segura de que ella sabía que esto no le iba a gustar a sus lectores, pero lo hizo igual. Al fin y al cabo ella es la escritora, puede hacer lo que quiera con sus personajes.

Las comparaciones son odiosas, pero es inevitable comparar la trilogía Divergente con la de Los juegos del hambre. A Los juegos del hambre y En llamas les puse 4 estrellas en Goodreads, mientras que a Sinsajo le di 5 estrellas. Con respecto a Divergente, al primer libro le puse 3 estrellas y a los otros dos, 4 estrellas, con lo cual se puede observar mi preferencia por la trilogía de Suzanne Collins. Si bien ambas trilogías están dirigidas a un público juvenil, creo que Los juegos del hambre es una serie de novelas mucho más profundas, que pueden captar la atención del público adulto, mientras que Divergente es más juvenil, lo cual no quita que puedan leerla los adultos que buscan una lectura liviana para pasar el tiempo. El mayor acierto de Divergente es el cliffhanger del final de Insurgente, ya que fue ahí cuando realmente me enganché con la historia. Con respecto a Los juegos del hambre, todos los capítulos terminan con cliffhangers increíbles, lo que muestra la mayor destreza literaria de Suzanne Collins. Es cierto que ambas trilogías presentan una narración para nada complicada en tiempo presente y en primera persona, pero las oraciones de Divergente son extremadamente simples. Esto muestra cierta pobreza en la narración, pero por otro lado, hace que se pueda leer en inglés aunque uno no tenga un nivel alto de este idioma.

Si leyeron Divergente o ambas trilogías, me gustaría que me contaran sus opiniones. Soy toda oídos 😊.

sábado, 15 de abril de 2017

Reseña: Insurgent (Veronica Roth)

Insurgente es la segunda entrega de la trilogía distópica Divergente (pueden leer mi reseña del primer libro aquí). Leí el libro en inglés el año pasado, pero como no tuve tiempo para escribir la reseña en su momento, ahora que estoy leyendo Leal me puse a escribirla según las notas que tomé mientras leía Insurgente.

Insurgente arranca justo donde termina Divergente. En este libro aprendemos más sobre las facciones Verdad y Cordialidad, de las que se habló poco en el libro anterior, y conocemos lo que yo llamo la sexta facción, es decir, el grupo formado por los que no pertenecen a ninguna facción.

Vi la película antes de leer el libro y me sorprendí al ver que la segunda mitad de la novela es muy diferente a la película. Por ejemplo, Tori aparece poco en la película mientras que en el libro es un personaje secundario importante. Con Jeanine pasa lo contrario: en la película es un personaje de vital importancia.

Al igual que Divergente, esta novela está narrada en primera persona desde el punto de vista de Tris en tiempo presente. Como las oraciones son simples, la lectura es rápida. Esta simplicidad en la narración hace que se pueda leer en inglés, aunque uno no tenga grandes conocimientos de este idioma.

Me gustó más Tris en esta novela que en la anterior. En Divergente no había conectado con ella, pero ahora sí. De todos modos, prefiero a Cuatro. Entre los personajes nuevos se destacan Johanna y Evelyn. La primera me cayó bastante bien, la segunda no tanto. Marcus es un personaje que me sorprende: no sé si es bueno o si es malo. Lo mismo me pasa con Caleb

Me gustó mucho este libro porque tiene mucha acción, no da respiro, no tiene rellenos como en Divergente. En Insurgente somos testigos de una guerra civil que se desata entre las facciones. Como estamos hablando de una guerra, hay muchas muertes de personajes secundarios.

El final es excelente y superabierto, un gran cliffhanger que nos deja pensando en el futuro de todos los que viven en esta Chicago futurista. Cuando leí Divergente me pareció una copia de baja calidad de Los juegos del hambre, pero al leer Insurgente, mi opinión con respecto a la trilogía cambió y me metí de lleno en la historia. Por último, puedo afirmar que Insurgente es un buen libro distópico para adolescentes, que puede llegar a atraer al público adulto que busca algo entretenido y sin muchas pretensiones para pasar el momento. 

sábado, 8 de abril de 2017

Reseña: Los trenes del tiempo (Marcelo Coccino)

Hoy les traigo la reseña de Los trenes del tiempo, un libro de cuentos del escritor local Marcelo Coccino. El libro fue publicado por el autor a través de la Editorial Dunken. Siempre que reseño libros de cuentos, voy tomando notas a medida que leo para después poder brindar mi opinión de cada cuento. A continuación, les dejo el título de cada cuento y lo que pensé mientras lo leía. 

El jardín de los colibríes
Una pareja de ancianos siempre invita a comer a los chicos que viven en su cuadra el día sábado. La casa tiene un jardín, en el que juegan los chicos cuando la pareja de vecinos de va de viaje. Un día, uno de los chicos, el narrador, comienza a sospechar algo. Un cuento muy emotivo, sobre todo el final, que nos hace derramar algunas lágrimas.

La muerte del origen
Un hombre recibe una llamada telefónica a la madrugada donde le comunican una mala noticia. Recién al final del cuento, nos enteramos "quién murió". El final me sorprendió bastante.

El día de la tormenta
Un niño escucha muchas veces una anécdota sobre una tormenta que ocurrió en el pueblo. A medida que crece, duda de su veracidad. De grande, decide investigar si es cierto. Este cuento me hizo recordar mi niñez, cuando vino el papa Juan Pablo II a Rosario y no se hablaba de otra cosa.

La inesperada partida
Un chico se quiebra un brazo y se dedica a jugar al ajedrez. Le gana a todos sus amigos hasta que aparece un chico más grande que lo desafía. Un cuento breve que nos hace recordar nuestra infancia, cuando nos creíamos invencibles.

Rolando
Amílcar es un hombre del pueblo que recibe como herencia el frigorífico de su tío. Y con la herencia, vendrán distintos problemas. Un cuento que relata la furia de los hombres, aquello de "pueblo chico, infierno grande". Me da lástima el final de Rolando (si quieren saber quién es Rolando, lean el cuento).

El sol en el aljibe
Un hombre está separado de su mujer, pero la ama y quiere recuperarla. Urde un plan para saber si ella aún lo ama. Las últimas páginas me sorprendieron, es decir, cuando se lleva a cabo el plan del hombre para recuperar a su mujer.

El postergado protagonista de la final
Una final de fútbol infantil es el eje de este cuento. A los locales no les va como esperaban y culpan al árbitro por el resultado adverso. Este cuento me hizo acordar a los cuentos futboleros de Fontanarrosa. Es uno de los que más me gustó. Muestra como muchas veces los padres de los niños se comportan como fanáticos. El humor sobrevuela el cuento con un final a la altura de la locura de los padres de los niños.

Un caballo entre bicicletas
Un grupo de chicos suele visitar a un hombre del pueblo que de joven trabajó en un circo. A los niños les gusta escuchar sus anécdotas, hasta que un día les cuenta unos relatos relacionados con el diablo. Este cuento nos muestra la fascinación que ejerce este tipo de personajes en los niños, quienes adoran oír historias y las creen a pies juntillas.

El acto fallido
Un discurso político es el eje de esta historia. Un político muy querido en el pueblo y que aspira a ser el próximo presidente comunal pronuncia un gran discurso hasta que algo impensado sucede. Me gustó este cuento porque el desenlace fue impredecible. También tiene bastante humor negro.

El domador
Un domador, hombre de pocas pulgas, es el protagonista de este cuento. No se lleva bien con su jefe. Un día falta al trabajo y el jefe lo despide. El hombre busca venganza, pero los hechos toman otra dirección. Me gustó que el cuento esté narrado en primera persona por el domador, un hombre de campo que tiene una forma característica de hablar que el autor reproduce a la perfección.

El destino precoz
En este cuento nos volvemos a encontrar con Fortunato, el protagonista del cuento Un caballo entre bicicletas. A través de una carta nos cuenta su vida. Fue interesante conocer más acerca de la vida de este personaje.

Los trenes del tiempo
El único gomero del pueblo, preocupado por la poca cantidad de trenes que llegan a la localidad, idea un plan para frenar el deterioro del pueblo La Estación. Me gustó su idea, es muy ingeniosa.

Todos los cuentos del libro transcurren en La Estación, un pequeño pueblo ficticio, que (sobre)vive gracias al paso del tren. Esto sirve de hilo conductor del libro. Me pareció un buen criterio para decidir qué cuentos incluir en el libro y cuáles no. 

Este libro me hizo retroceder en el tiempo. Me hizo volver a mi infancia, cuando viajar en tren era algo muy común. Si bien yo nunca viajé en tren, recuerdo haber ido a despedir a parientes a la estación Rosario Oeste, que se encuentra a unas cuadras de mi casa. Además, solía salir a caminar con mi papá por el barrio y, a veces, íbamos a la estación a ver cómo llegaban y partían los trenes. Nos gustaba ver el movimiento de la gente, ver si encontrábamos algún conocido entre los pasajeros. También caminábamos por la zona del viaducto del bulevar Avellaneda y mirábamos pasar los trenes cargueros.

Los cuentos que más me gustaron fueron los siguientes:
  • El jardín de los colibríes, por la emoción que transmite
  • El postergado protagonista de la final, porque me resultó muy divertido y me hizo acordar a Fontanarrosa
  • El acto fallido, por el humor negro que me divirtió bastante
  • El domador, por el lenguaje que utilizó el autor al escribirlo
  • Los trenes del tiempo, porque a través de la irrealidad de este relato, se cuenta la realidad de muchos pueblos dependientes del ferrocarril que durante la década del noventa vieron cómo se modificaba su estilo de vida al disminuir el paso de los trenes
La prosa de Marcelo Coccino es muy elegante y la narración fluye naturalmente. Los cuentos se disfrutan mucho porque tienen buenos finales, la mayoría muy sorprendentes. También se disfruta la nostalgia de un pasado no muy lejano que flota entre las páginas del libro. Recomiendo Los trenes del tiempo a las personas a las que les gustan los relatos, como así también a los amantes de los trenes y quienes vivieron o viven en localidades pequeñas, ya que siento que se van a sentir muy identificados.

sábado, 1 de abril de 2017

Entrevista a Pablo Melicchio

Hoy les traigo una entrevista que le hice al escritor Pablo Melicchio, autor de la novela QuiniFreud (pueden leer mi reseña aquí).

Pablo Melicchio

¿Cómo empezaste a escribir?

Asocio el inicio de la escritura con la angustia y el autoconocimiento. Desde muy chico llevaba un diario íntimo, como un cuaderno de reflexiones y de repaso de mi cotidianeidad: aciertos y desencuentros con chicas, situaciones con amigos y con mis padres, planteos y preguntas filosóficas de aquellos tiempos. Recuerdo que cuando tenía 12 años y murió mi abuelo materno, la escritura fue mi forma de liberar la angustia interior, de recorrer su vida y su muerte, supongo que para tratar de entender lo inentendible, mi propia existencia. Quizá esa siga siendo la función de la escritura para mí: una forma de diálogo conmigo mismo, un intento desesperado de comprensión del vasto universo y de mi pequeño mundo, es decir una búsqueda constante.

¿Cuáles son tus escritores preferidos?

No tengo un autor preferido, son varios y los leo dependiendo del estado anímico por el que esté transitando. Sabato y Borges fueron mis primeras lecturas. Con Sabato tuve el placer de encontrarme en la librería La Ciudad, sostener un diálogo que, entiendo hoy, fue determinante para animarme a ser escritor. Entonces siempre vuelvo a Sabato y a Borges. Me gusta mucho Abelardo Castillo, Arlt y Kordon. Escritores orientales, por sobre todo , pero también Kawabata, Mishima y Murakami. Me interesa Coetzee y algo de Paul Auster. Me encantan Mario Levrero y José Saramago. En poesía, Juarroz y Gelman. Pessoa está entre mis preferidos. Y en psicoanálisis siempre regreso a Freud, que además de revolucionar el campo de la psicología fue un gran lector y escritor

¿Asististe a algún taller literario para desarrollar tus habilidades literarias?

No, nunca fui a ningún taller literario. Lo que escribo es producto de lo que aprendí a leer.

¿Cómo nace la novela QuiniFreud?

La novela Quinifreud tiene dos puntos de partida. Uno, como consecuencia de un paciente que vino a consultarme y el despliegue de su discurso delirante, por cierto bien sistematizado, creíble, acerca de este mundo al que había que salvar porque estaba siendo “tomado por la oscuridad”, me dejó pensando, y eso inspiró una línea del desarrollo del libro y las características de uno de los personajes centrales de la novela, que es Ángel Zamudio. Y, por el otro lado, unos chistes que hicimos con mi padre algún que otro domingo, interpretando los sueños que nos contábamos con los números de la quiniela, para luego ir a jugarlos. Entonces el personaje principal, el psicólogo Salvador Cabulli, va desarrollando la teoría secreta del Quinifreud, que no es más que ese juego que hacíamos con mi padre, pero que él lo toma muy en serio, creyendo que será una revolución en el campo de la psicología. Mientras que en otros capítulos, Ángel Zamudio, el extraño paciente, retiene al psicólogo en el consultorio para intentar sumarlo a la Hermandad de la luz para salvar al mundo. Luego todo se unificará, que es la conclusión de la novela.

En la novela QuiniFreud se mezclan tus dos pasiones, la psicología y la literatura. ¿Escribiste otros textos donde también uniste estas dos pasiones?

Sí. Todos mis libros conllevan algo de lo vivido, experimentado en lo real o fantaseado, y la profesión ocupa mucho espacio en mi vida cotidiana y en mi historia personal. “Letra en la sombra”, que es mi primera novela publicada, es el resultado de mi pasaje como psicólogo por instituciones carcelarias donde atendí adolescentes presos,y sucedió que me tocó atender a Mariano, un muchacho muy particular que robaba libros para poder sobrevivir. En él, y en la atmósfera vivida en la cárcel mientras trabajaba, me inspiré para escribir esa novela. Luego publiqué “Crónica de los hombres que buscan un lugar”, libro en el que relato mi experiencia dictando un taller literario reflexivo dirigido a hombres en situación de calle en el Parador Retiro. Después salió a la luz “Las voces de abajo”, novela en la que construyo una ficción, inspirada en una institución en la que trabajé como psicólogo durante varios años, donde concurrían muchachos con capacidades diferentes. Chiche, que es el personaje principal, y que se parece bastante a unos de los muchachos internados allí, es el encargado de la granja y se conecta y dialoga con cuatro desaparecidos enterrados y ocultados allí desde la época del proceso. Mientras Chiche busca que creen en él, en que es verdad que escucha a las voces de abajo ocultadas bajo la granja, en el curso de la novela se van articulando las particularidades de la discapacidad con la de los desaparecidos. Le sigue el libro “GPS para orientarnos por el mundo adolescente” en el que efectivamente todo el desarrollo del libro tiene que ver con mi experiencia como psicólogo especialista en adolescentes. Y ,finalmente, “La mujer pájaro y una modesta eternidad”, novela en la que, vía lo vivido, lo escuchado y trabajado en los psicoanálisis que dirijo y por los que transité como paciente, construyo una novela que habla de las crisis de las etapas de la vida, del paso del tiempo y del amor, pero con el agregado de un personaje “fantástico”, entre psicóloga y budista, que es la mujer pájaro, que va orientado a Rafael, el protagoniza central, en cómo manejarse con las dos mujeres, también protagonistas de la novela, una más joven, alumna de él, y la otra diez años mayor, que fue su primer amor y que retorna luego de diez años y ese suceso da origen al conflicto de la novela. Y a su vez, la mujer alada le va dando señales a Rafael acerca de la existencia de otro mundo, mejor, más espiritual, sin tantas divisiones y padecimientos como este mundo tan terrenal.

¿Qué cosas te inspiran a la hora de escribir?

Me inspiro en sucesos de la vida cotidiana, en los recuerdos, en los sueños, en el fantaseo. Lo que observo. Lo que la gente hace y dice. Suelo escribir mucho en los bares, que son una gran fuente de inspiración, microclima ideal, muestra de lo que es el ser humano, tanto lo que acontece dentro (lo que come, dice, hace, gesticula) como el desfile incesante de la diversidad humana por fuera, en la calle. Los observo, les invento historias, me reinvento a mí mismo. Y el consultorio es también un disparador exquisito de textos, no de la vida de los pacientes pero sí puedo tomar alguna frase, gesto, idea, o algo que yo haya dicho en ese contexto puntual. En la terapia uno se sumerge tanto en las profundidades, que se suelen regresar con tesoros únicos.

¿Qué consejos le darías a alguien que está dando sus primeros pasos como escritor?

No dejar de leer. Mucho culo silla, decía García Márquez. Que no tema. Que lo importante es escribir, más allá de los resultados esperados socialmente: publicaciones, reconocimientos, premios, etc... Que la escritura en sí misma sana, es una forma de repensarnos, de profundizar en nuestras oscuridades.

¿Cuál es tu próximo proyecto literario?

Un libro que se llamará “El arte nos puede salvar”, que sale en simultáneo en nuestro país y en Francia. Es una versión ampliada y corregida del libro en el que narro la experiencia, y los efectos terapéuticos, del dictado del taller literario reflexivo a los hombres en situación de calle en el Parador Retiro. Y además incluyo unos capítulos en los que abordo a algunos escritores que a través del arte se sanaron, transitaron sus duelos o dolores, se pensaron, como Lewis, Didion, Oé, Gelman, Isabel Allende, Jacobo Fijman, entre otros. Un libro en el que desarrollo la idea de que el arte es una forma efectiva de diálogo con uno mismo y por lo tanto de comprensión y de sanación de lo no resuelto. Que la escritura y lectura interior u oral y compartida y reflexionada, abre caminos inusitados y es una forma de elaboración de los conflictos, de estimulación de la memoria, de entendernos y de entender a los otros y por lo tanto de restaurar una subjetividad dañada por la vida misma y por esta sociedad que no quiere seres pensantes, originales, y que sólo avala las copias, los hombres iguales entre sí, consumidores que se consumen. La literatura, el arte en su extensión, es revolucionario, es una forma de ver la vida desde otro lugar. De eso y un poco más tratará mi próximo libro.

domingo, 26 de marzo de 2017

Reseña: Ese ancho río entre nosotros (Gabriela Margall)


Hoy les traigo otra entrada de la iniciativa #AdoptaUnaAutora. Como les conté en el mes de enero, yo adopté a Gabriela Margall, una escritora argentina de novelas histórico-románticas. En la entrada de enero presenté su biografía. Ahora es el turno de hacer una reseña. Se trata de Ese ancho río entre nosotros, la última novela que publicó esta escritora.

En la contratapa del libro encontramos la siguiente sinopsis:

Corre el año 1801. La silueta de Buenos Aires se dibuja y se recorta contra el cielo celeste, blanco y gris. Algunas esclavas negras están machacando la ropa contra las toscas del río, se mueven, se ríen y hablan, mientras los hermanos Balboa -Don Andrés y Doña Soledad- desembarcan en sus costas llenos de sueños e ideas liberales.
Andrés ha dejado atrás Sevilla para llegarse hasta el fin del mundo, Buenos Aires, la tierra que lo vio nacer. Está dispuesto a hacer lo que haga falta para conquistar a la pacata y selecta sociedad porteña y hacerse rico. Incluso casarse con una niña mujer, Martina Álvarez; incluso querer enamorarla y enamorarse. Pero nadie le ha dicho que eso a veces puede resultar tan difícil como acortar las distancias entre las dos orillas del Río de la Plata. Ese Río ancho y marrón que su pequeña Martina tanto ama, ese Río que sabe qué razones la vuelven oscura e inalcanzable.

La novela está narrada en tercera persona desde diferentes puntos de vista, pero principalmente desde los puntos de vista de Martina y Andrés. El libro se lee rápido ya que no es muy largo (280 páginas) y los capítulos son cortos. Enseguida me enganché con los personajes. Es importante destacar que se nota que la escritora es historiadora porque la reconstrucción histórica es perfecta. Gabriela Margall nos hace viajar en el tiempo y conocer cómo era Buenos Aires en 1801, como era la vida cotidiana de las personas de esa época, ese tipo de cosas que no aparecen en los libros de historia que usamos en la escuela.

Martina es una chica inocente que a través de la novela va creciendo junto a su marido que es bastante mayor que ella (al momento del casamiento, Martina tiene 14 años mientras que Andrés tiene 30). Esto era algo muy común en esa época. Tengamos en cuenta que San Martín tenía 34 años cuando se casó con Remedios de Escalada, que solo tenía 15. En esa época no existía la adolescencia; una vez que una chica tenía la primera menstruación automáticamente ya era considerada una mujer casadera.

Andrés me gustó mucho porque es muy buena persona y trata de manera excelente a su joven esposa. Es lo opuesto a Don Rodrigo, el padre de Martina, que es un hombre misógino y violento. Mi personaje preferido es, sin lugar a dudas, mi tocaya Soledad, la hermana de Andrés, una mujer adelantada para la época. Si yo hubiera vivido en 1801, seguramente me habría comportado como ella. Otros personajes que me gustaron fueron Paquita, la esclava de Martina; Leonardo, el mayordomo de los hermanos Balboa; y Juan, el hermano de Martina y quien también sufre el maltrato paterno.

Como la novela está más centrada en el romance que en la historia, hay varias escenas hot, pero están narradas con elegancia y fineza. Si bien Ese ancho río entre nosotros es una típica novela romántica, también toca temas importantes que la vinculan con nuestro presente, como la violencia doméstica. Además, vemos lo pacata que era la sociedad de entonces con respecto a la sexualidad femenina y lo común que era en esa época el casamiento por conveniencia. Los padres elegían las parejas de sus hijos sobre la base de alianzas comerciales. Las mujeres eran tratadas como bienes y se las consideraba seres inferiores.

Me quedé con ganas de saber más sobre Juan y Micaela y, en especial, sobre Leonardo y Soledad. Me encantaría que Gabriela Margall escribiera más adelante novelas sobre estos personajes, pero no sé si su idea será hacer una saga o no. Recomiendo este libro a todas aquellas personas que adoran las novelas románticas, pero que también están interesadas en la historia de nuestro país.

sábado, 18 de marzo de 2017

Reseña: La Navidad de Johanna (Johanna Basford)



Hoy les traigo la reseña de otro libro de arteterapia de Johanna Basford, mi ilustradora preferida. Como su título lo indica, en La Navidad de Johanna encontramos imágenes navideñas para colorear. En total, hay 37. La mayoría de los dibujos están impresos en la página impar, por lo tanto, después de pintarlos (o antes) podemos sacarlos y encuadrarlos o regalarlos. También hay algunas imágenes que ocupan dos páginas.

Las imágenes son variadas. Hay muchos animales: abundan los pájaros y los renos. También hay un oso, un búho, un conejo y un caballito de madera. Además de animales, hay una gran cantidad de plantas y flores, como en todos los libros de Johanna. Por supuesto, hay varios árboles de Navidad. Tampoco faltan bellos mandalas navideños llenos de detalles. Otros motivos que hay en el libro son juguetes, casas, copos de nieve, cajas de regalos y adornos del árbol de Navidad. Al final del libro, hay una página para probar los colores. Se llama Página de paleta de calibración de color.

El libro me lo autorregalé en diciembre del año pasado y comencé a pintarlo en la semana de Navidad. Durante enero y febrero también pinté varios dibujos, pero ahora paré y pienso reanudar a principios de diciembre de este año. Mi idea es reservar el libro para la temporada navideña e ir pintándolo de a poquito, así que me va a llevar varias Navidades terminarlo.

Es un libro que no defrauda a los fans de Johanna Basford. Mantiene el mismo nivel que los otros libros de esta ilustradora. Mi preferido sigue siendo El bosque encantado (al final de la entrada les dejaré los enlaces de las reseñas de los demás libros de Johanna). A continuación, podrán ver las fotos de las imágenes que pinté hasta ahora. Siempre uso lápices, aunque más adelante, pienso experimentar con fibras. Sin dudas, recomiendo la arteterapia a toda aquella persona que necesite relajarse y creo que cualquier libro de Johanna Basford puede servir para comenzar con esta hermosa actividad creativa y desestresante.









Reseñas de libros de Johanna Basford




sábado, 11 de marzo de 2017

Entrevista a Luis Benítez

Luis Benítez
Hoy les traigo una entrevista que le hice a Luis Benítez, autor de Las ciudades de la furia, libro que reseñé en el blog y que sorteé para el séptimo aniversario de Sol de Echesortu. Pueden leer mi reseña de Las ciudades de la furia aquí.

¿Cuándo y cómo empezaste a escribir?

Comencé a escribir cuentos -unos cuentos horribles- hacia los 12 años. Con uno de ellos, titulado “La Rata Verde”, gané  un concurso literario en la escuela secundaria, a los 14 años. ¡El cuento era malísimo! Luego se despertó mi interés por la poesía, con abundantes lecturas y la experimentación de diversas influencias. Mi primer libro de poemas se publicó en 1980, en Argentina, titulado “Poemas de la Tierra y la Memoria”. Seguí publicando en Argentina y en Chile, España, Estados Unidos, Francia, Italia, México, el Reino Unido, Rumania, Suecia, Venezuela y Uruguay, tanto poesía como novelas, ensayos y cuentos. En este momento, febrero de 2017, mi obra literaria en esos géneros abarca 36 títulos. Recibí varios reconocimientos por mi obra, tanto en nuestro país como en el exterior: entre ellos el Primer Premio Internacional de Poesía La Porte des Poètes (París,1991); la Mención de Honor del Concurso Municipal de Literatura (Poesía, Buenos Aires, 1991); el Segundo Premio Bienal de la Poesía Argentina (Buenos Aires, 1992); el Primer Premio Joven Literatura (Poesía) de la Fundación Amalia Lacroze de Fortabat (Buenos Aires, 1996); el Primer Premio del Concurso Internacional de Ficción (Montevideo, 1996); el Primo Premio Tuscolorum Di Poesia (Sicilia, Italia, 1996); el Tercer Premio Eduardo Mallea de Narrativa (Buenos Aires, período 1995-1997); el Primer Premio de Novela Letras de Oro (Buenos Aires, 2003); el Accésit 10éme. Concours International de Poésie (París, 2003) y el Primer Premio Internacional para Obra Publicada “Macedonio Palomino” (México, 2007). Recibí el título de Compagnon de la Poèsie de la Association La Porte des Poètes, con sede en la Université de La Sorbonne, París, Francia. Asimismo, soy miembro de varias asociaciones culturales, como la Academia Iberoamericana de Poesía, Capítulo de New York, (EE. UU.), con sede en la Columbia University, de la World Poetry Society (EE.UU.); de World Poets (Grecia) y del Advisory Board de Poetry Press (La India). En nuestro país soy miembro activo de la Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina (SEA), de la Asociación de Poetas de Argentina (APOA) y del PEN Club.

¿Qué formación educativa tenés? ¿Creés que para ser escritor es necesario estudiar Letras?

Primaria y secundaria. No es preciso seguir la carrera de Letras para ser autor, aunque tampoco hace daño.

¿Cuáles son tus escritores preferidos?

Dylan Thomas, Jorge Luis Borges, Mark Strand, John Ashbery, Cesare Pavese, Manuel Mujica Lainez, Carson McCullers, Clarice Lispector, Herman Melville, Robert Louis Stevenson, Joseph Conrad. Y siguen las firmas, pero estos son mis “dioses y diosas tutelares”.

¿Qué cosas te inspiran a la hora de escribir?

Los cuentos, las novelas y los poemas surgen de un modo singular, pero que es común para cada género. Primero son una sensación, un sentimiento, algo que ocupa cierto volumen en mi mente, con algún peso específico, y que sigue allí, como un enigma. Yo lo llamo “El Fantasma”. Eso no está hecho de palabras, no tiene forma ni mayor sentido, insisto en que es algo como una sensación. Después estoy mirando la tele, conversando con alguien, leyendo o simplemente pensando, y esa sensación se corporiza, se encarna en una frase, un diálogo posible, que generalmente es el comienzo o el final de la obra; raramente está referido a algo que sucederá en la mitad del cuento, en su desarrollo específico. De esa frase primera se desprenden otras y vienen muchas más, hasta que el cuento, el boceto de novela o el poema tiene un comienzo, un desarrollo posible y un final. Ahí paso al primer borrador, “El Monstruo” lo llamo yo, donde adquiere una forma todavía defectuosa, llena de falencias, pero contiene ese escrito ya la mayoría de las acciones y las características que van a conformar el resultado final. Entonces viene una etapa larga, la de corregir y volver a corregir “El Monstruo” hasta que quedo conforme o simplemente ya no puedo más con el texto y me resigno a que ese es su aspecto final. Pueden pasar meses, en medio de todo esto. Y ese período también puede estar afectado por aportes de la televisión, el cine, el teatro o las lecturas y las interrelaciones que establezco con otras personas. Son factores que van modificando el boceto. Existe una sinergia: la imaginación acentúa los rasgos de la realidad que más me interesan y los datos de esa realidad, presente o pasada, estimulan mi imaginación.

¿Cómo surgió la idea de publicar Las ciudades de la furia?

La licenciada Viviana Rosenzwit, directora de la Colección Ojo Lector, de Moglia Ediciones, tuvo la generosidad de invitarme a presentar un manuscrito, que leyó muy minuciosamente. Me hizo algunas sugerencias muy atinadas, lo mismo que el editor, Leo Moglia. Ellos me ayudaron mucho para que la selección de los relatos quedara conformada como hoy la recibe el lector. Para un autor, contar con editores como ellos es algo magnífico. Me ayudaron a definir el eje urbano, a lo sumo suburbano en algunos de los cuentos, que caracteriza a Las ciudades de la furia. Luego la buena opinión de los lectores, los críticos y los colegas y la buena repercusión que tuvo el libro en las redes sociales terminaron de confirmarme lo acertado de realizar esta edición. También quiero destacar el gran apoyo que para la difusión de Las ciudades de la furia me brindaron los blogueros, que son grandes y generosos colaboradores para nosotros, los escritores argentinos independientes. Vos, Sol de Echesortu, fuiste de las primeras que publicó una reseña sobre mi libro, dándolo a conocer y comentándolo, el 22 de octubre pasado. También lo hicieron, no menos generosamente, Celeste Rearte, de La Calavera Intelectual; Celes, de Un Viaje en Papel; Antonella, de Programando Libros; Lulu, de La Nerd Escondida, por Youtube; Mai, de Fuck The Mundanes; Ana y Marcos, de Un libro es un Mundo Aparte; Santiago, de  El Marcapáginas; Vanina, de Solo Necesito un Libro; Kevin, de Mi Blog de Libros... sin dejar de mencionar a todos los que enviaron sus comentarios a los blogs, interesados en conocer y adquirir el libro y todos aquellos que desde las páginas de revistas electrónicas de Argentina, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, España y demás, se hicieron eco de la aparición de Las ciudades de la furia. Pero fueron los mencionados blogueros argentinos los primeros en valorar y comentar el libro, apoyando así a la literatura nacional. ¡Mi mayor gratitud para ustedes!

Los cuentos que más me gustaron de Las ciudades de la furia fueron El inquisidor y Martínez y los abogados. ¿Me podés contar alguna anécdota sobre la escritura de estos dos cuentos?

Sí! El inquisidor está inspirado en un detective de verdad, cuyas oficinas estaban en uno de los pisos de un edificio, en Capital Federal, donde yo alquilaba otra oficina para dictar talleres literarios, allá por los años '80. El sujeto me intrigaba muchísimo, naturalmente, porque yo nunca había conocido a un detective real. Jamás cambié una sola palabra con este sujeto, pero me lo comía con los ojos cada vez que lo veía, en el piso o bien en el ascensor. En cuanto a Martínez y los abogados, Martínez efectivamente también existió, aunque su apellido era diferente. Lo conocí en una isla del Delta, como cuenta el narrador, pero no fue este isleño el protagonista de lo que sucede en el cuento, sino un conocido suyo, que le había contado a Martínez lo de los “abogados”.

Además de ser escritor, ¿tenés otro trabajo?

Soy corrector de textos en una editorial científica de Buenos Aires y colaboro con artículos literarios en varias revistas de América y Europa.

¿Qué consejos le darías a una persona a la que le gusta escribir y quiere hacerlo de manera profesional?

Que ejercite infinitamente su paciencia, porque es una profesión durísima, llena de fracasos y frustraciones, con algunas satisfacciones por aquí y por allá. Que siempre escriba lo que se le antoje, cuando y como se le dé la gana, porque las letras son uno de los pocos campos de libertad que persisten en nuestro tiempo. Que lea cuanto se ponga a su alcance, porque un escritor debe saber algo acerca de todo, de manera de poder hacerse preguntas específicas sobre tal o cual asunto, cuando escribe, y saber también dónde ir a buscar esa información que necesita. Que sea disciplinado: se escribe todos los días, los 365 días del año, así el producto de varias horas de escritura termine en el canasto. Si escribe una página de una novela cada día, solamente una página que contenga 300 palabras, al cabo de un año, cuando llegue Navidad, tendrá sobre su escritorio una novela de 300 páginas. Que sea implacable con lo que escribe y generoso con lo que escriben los demás.

¿Estás escribiendo algo en la actualidad?

Sí, una novela corta. Creo que en unos meses más estará lista. Sucede en la provincia de Mendoza, hace 12 mil años, durante la última Edad del Hielo, cuando existían unos animales increíbles, como el tigre dientes de sable, el megaterio, los mastodontes, gliptodontes y demás gigantes y buena parte del territorio estaba cubierta por glaciares. Además, en Argentina ya se habían establecido los primeros americanos, hordas de cazadores errantes. La protagonista de la novela es justamente una chica que pertenece a uno de esos clanes, el Clan del Pájaro Terrible. Es una novela de aventuras, con protagonista femenina. ¡Yo adoro las novelas de aventuras y me encanta escribirlas! En fin, que si todo va bien, ya la leerán este mismo año.

sábado, 4 de marzo de 2017

Reseña: El ciudadano (Florencia L. Ghio)

El ciudadano es una novela de Florencia L. Ghio publicada por Ediciones Deldragón. Llegó a mis manos a través de la gente de Kiako-Anich, quienes me enviaron el libro para que lo leyera y reseñara.

Esta novela nos cuenta la vida de Franklin, un joven peruano que viaja a la Argentina para cumplir su sueño de ser poeta. Además, sueña con ganar dinero para ayudar a su familia y a su novia, Luz Marina, que viven en Perú. Para lograr su cometido, hay algo muy importante que ansía Franklin: obtener la ciudadanía argentina. 

El periodo histórico que comprende esta novela es la época de la convertibilidad, a fines de la década del noventa. Al principio, Franklin trabaja como mozo y vive en una pensión. A lo largo de su estadía en nuestro país, conoce gente buena que lo ayuda, pero también gente mala que lo discrimina. Un día, Franklin va a iniciar el trámite para obtener la ciudadanía y se encuentra con unos gestores que afirman poder tramitarla en un corto plazo de tiempo a cambio de una suma considerable de dinero. Franklin decide juntar plata para lograr su propósito, pero las cosas no salen como pensaba.

La novela consta de 52 capítulos cortos que se reparten en 4 partes y está narrada en tercera persona desde el punto de vista de Franklin, Luz Marina y Aleida. Mi personaje preferido es Aleida, una abogada que ayuda a Franklin cuando las cosas se complican. Aleida es una abogada que siente pasión por su trabajo, que se involucra. Se nota que estudió Abogacía por vocación, no para ganar dinero. Otro personaje que me gusta es Darío, el amigo colombiano de Franklin, que siempre lo apoya y contiene, Amanda, la dueña de la pensión, es otro personaje querible. Al principio es fría con Franklin, pero luego cambia y se convierte casi en su madre adoptiva. El personaje de Luz Marina me dio mucha tristeza ya que le pasan cosas horribles y me dejó pensando en la cantidad de chicas que sufren lo mismo que ella. Con respecto a Franklin, es imposible no encariñarse con él. Desde el principio, sentí empatía porque a mí también me gusta escribir, aunque no poesía. Franklin es un muchacho bueno, que trabaja y se esfuerza por alcanzar lo que desea, y que sigue adelante, a pesar de que las cosas salgan mal.

La novela es muy realista y si tuviera que clasificarla diría que no es una novela policial, sino una novela judicial ya que nos muestra que la justicia en Argentina y en el resto de América Latina es injusta y burocrática. El ciudadano también nos muestra la realidad de la vida cotidiana en la cárcel, por lo que por momentos es muy cruel. También se tocan temas espinosos, como el abuso sexual. 

El ciudadano es una novela ideal para un público adulto que gusta de las historias realistas. Lo que le pasó a Franklin le puede pasar a cualquier inmigrante. Se nota que la escritora es abogada y conoce bien el tema. Me imagino que debe de haber conocido muchos casos similares al de Franklin que la habrán inspirado a escribir esta novela. Si bien el libro es triste y cruel, también nos muestra la solidaridad entre las personas, en especial, entre los inmigrantes. El ciudadano nos deja con la sensación de que no todo está perdido, que todavía queda gente buena en el mundo, aunque, también es cierto, hay mucha, pero mucha gente mala y la justicia suele ser más injusta que justa.

sábado, 25 de febrero de 2017

In my mailbox: De septiembre a diciembre

Hoy les traigo una nueva edición de In My Mailbox, sección del blog que realizo tres veces al año. In My Mailbox es una creación de Alea, del blog Pop Culture Junkie y la extendió el blog The Story Siren. La idea es compartir todos los libros que uno haya adquirido, ya sea comprados, regalados o ganados en concursos. Hoy es el turno de los libros adquiridos entre septiembre y diciembre de 2016. Normalmente hago esta entrada en enero, pero como en enero participé de la maratón de lectura Summerthon, no tuve tiempo. En estos cuatro meses compré muchos libros. Este año estoy tratando de controlarme y comprar menos porque ya casi no tengo lugar donde ponerlos. Dividí los libros en cinco secciones: libros de arteterapia, libros en inglés, libros en castellano, colaboraciones para el blog y libros ganados en sorteos.

Libros de arteterapia

La jungla mágica (Johanna Basford)
Johanna Basford es mi ilustradora favorita y compro todos sus libros. Este traía una caja de doce lápices de regalo. Pueden leer mi reseña aquí.


La Navidad de Johanna (Johanna Basford)
Este libro me lo autorregalé para Navidad y lo estoy pintando ahora. Seguramente, el mes que viene publicaré la reseña.


Harry Potter y su mundo mágico (varios ilustradores)
Como soy fan de Harry Potter y me encanta pintar, cuando me enteré de que habían lanzado al mercado libros de arteterapia de esta saga, no dudé en comprarme uno. Lo estoy pintando ahora, así que dentro de poco lo reseñaré.



Libros en inglés

The Secret Garden (Frances Hodgson Burnett)
Desde que vi la película hace muchos años que quería leer este libro. Como lo eligieron en un club de lectura del que participo, el año pasado por fin pude darme el gusto de leerlo. Pueden leer mi reseña aquí.


The Tales of Beedle the Bard (J. K. Rowling)
Cuando terminé de leer a Harry Potter, empecé a comprarme libros relacionados con la saga como este que contiene cinco cuentos . Se lee rapidísimo porque es corto y la letra es grande, Tiene algunas ilustraciones. La "traducción" es de Hermione Granger y el profesor Dumbledore escribió pequeños ensayos sobre cada cuento. Me gustó volver a estar en contacto con el mundo mágico de Harry Potter gracias a este librito.



Fantastic Beasts and Where to Find Them: The Original Screenplay (J. K. Rowling)
Me lo compré ni bien salió y lo leí durante la Summerthon en enero. Me gustó mucho. Pueden leer mi reseña aquí.


The Cuckoo's Calling (Robert Galbraith)
Ahora también comencé a comprarme los libros de Rowling que no tienen que ver con Harry Potter. Quiero ver que tal se desempeña en otros tipos de novelas. 


Twelfth Night (William Shakespeare)
Soy fan de Shakespeare y hace muchos años, cuando estudiaba inglés, leí una versión de esta comedia adaptada para estudiantes. Aunque la historia estaba muy resumida, me gustó mucho y siempre quise leer la versión original. Es una comedia de enredos con elementos típicos de Shakespeare, como mujeres que se disfrazan de hombres (este recurso se usaba mucho en esa época porque las mujeres no actuaban y los papeles femeninos los interpretaban actores adolescentes).


Orlando (Virginia Woolf)
En el traductorado estudié literatura inglesa y entre los autores que leímos se encuentra Virginia Woolf. Leímos y analizamos La señora Dalloway, un libro nada fácil de leer y comprender. Desde entonces, siempre me dije que iba a leer otras obras de Woolf. Elegí Orlando porque es una de sus novelas más conocidas y dicen que no es tan difícil de leer.


Stardust (Neil Gaiman)
Vi la película hace unos años y me gustó. Va a ser la primera novela que lea de este autor tan famoso.



Libros en castellano

Plan de evasión (Adolfo Bioy Casares)
Adolfo Bioy Casares es uno de mis escritores preferidos, así que cuando vi esta novela en la librería, me tenté y la compré. Espero poder leerla este año.


El tiempo entre costuras (María Dueñas)
Últimamente me enganché con las novelas históricas y leí muy buenas reseñas sobre esta novela. Por eso decidí comprarla. Además, soy descendiente de españoles y en mi casa siempre se habló de la historia de España.


Cuentos imprescindibles (Antón Chéjov)
He leído algún que otro cuento de este gran escritor. Espero poder conocer más su obra con este libro. Me encantan los clásicos de Penguin.


Los trenes del tiempo (Marcelo Coccino)
Este libro es muy especial para mí ya que conozco al escritor, quien fue mi profesor de la materia Traducción Literaria en la facultad. Es el primer libro de cuentos que publica. Pronto lo leeré y publicaré la reseña (además tengo ganas de hacerle una entrevista para mi blog de traducción).


El ciudadano ilustre (Daniel Mantovani)
Este es el libro de la película por la cual ganó un premio el actor argentino Oscar Martínez. Lo vi en la revista del Círculo de Lectores y me tenté, aunque todavía no vi la película.


Noche de luna larga (Gloria V. Casañas)
Este libro me lo autorregalé para Navidad. Como dije antes, estoy atravesando por una etapa en la que me interesan las novelas histórico-románticas. Va a ser la primera novela que lea de Gloria Casañas.


Mujer y maestra en un mundo de hombres (Viviana Rivero)
Otra novela histórico-romántica, en este caso de Viviana Rivero. También va a ser la primera vez que lea algo de esta autora.



Colaboraciones para el blog

Las ciudades de la furia (Luis Benítez) 
Este libro de cuentos me lo regaló el mismo autor. Es muy bueno, lo recomiendo. Pueden leer mi reseña aquí.


Javer El principio del fin (N. A. Praiack) 
Esta es una colaboración que recibí por parte de Granica. Duró poco en mis manos porque formó parte de los libros que sorteé para festejar el séptimo aniversario de mi blog. Pueden leer mi reseña aquí.



QuiniFreud (Pablo Melicchio) 
Esta es una colaboración que recibí por parte de Viví Libros, quienes también me enviaron otro ejemplar de Las ciudades de la furia para sortear en el blog. Pueden leer la reseña de QuiniFreud aquí.


El ciudadano (Florencia L. Ghio) 
Esta es una colaboración de Kiako-Anich y es mi actual lectura. Ni bien termine de leerla, publicaré la reseña.



Libros ganados en sorteos

Amar es... No tener límites (Andrew Grey)
Este libro lo gané en un sorteo del blog Perdido entre los libros.



Medania (Deni Morzilli)
Este libro electrónico lo gané en un sorteo del blog Fuck the Mundanes.


domingo, 19 de febrero de 2017

Reseña: QuiniFreud (Pablo Melicchio)

QuiniFreud es una novela del escritor Pablo Melicchio que pertenece a la Colección Ojo Lector y fue publicada por Moglia Ediciones. Se trata de una colaboración de Viví Libros, a quienes agradezco por haberme enviado el ejemplar.

Esta novela nos cuenta la vida del psicólogo Salvador Cabulli, quien descubre que los sueños pueden interpretarse de acuerdo con los signos aportados por el lenguaje quinielero que otorga a cada número un significado. Para corroborar su teoría y ganar dinero extra, comienza a decodificar sueños propios y ajenos, y a apostar sus interpretaciones a la lotería. Al mismo tiempo, recibe la visita de Ángel Zamudio, un hombre muy particular que se le instala en el consultorio y le hace una extraña propuesta.

La novela es muy corta y se lee rápido ya que solo tiene 106 páginas. Presenta una estructura particular. Algunos capítulos son "tradicionales" y nos relatan la vida de Salvador, mientras que otros son muy breves porque solo contienen citas relacionadas con la psicología. Por último, también encontramos fragmentos del diario que escribe Salvador acerca de su descubrimiento quinielero. Estos tres tipos de capítulos se alternan durante la novela, lo que le brinda agilidad y variedad. 

Además, el humor sobrevuela la novela y ciertas situaciones, como las charlas que mantienen Salvador y Ángel, son delirantes. En todo momento, el lector duda sobre la veracidad de la historia y la cordura de los personajes. No sabemos si el que está loco es Ángel o si Salvador, luego de tantos años de trabajo, tiene algún problema mental. También existe la posibilidad de que todo sea un sueño. La verdad solo la sabremos al llegar a la última oración del último capítulo, lo que me parece un gran acierto del autor.

Quiero otorgar una mención especial al diseño de los libros de la Colección Ojo Lector. Todos los libros tienen un diseño colorido y moderno, acorde a los tiempos actuales, que logra captar la atención del potencial lector.

En resumen, QuiniFreud es una novela breve que se lee rápido y que mantiene enganchado al lector. Lo recomiendo especialmente a aquellas personas que tienen conocimientos sobre psicología, ya que creo que ellas podrán disfrutar mucho de esta novela, analizarla y encontrar detalles que los que no estudiamos esta disciplina seguramente pasamos por alto.

sábado, 18 de febrero de 2017

Ganador del séptimo sorteo del blog: Las ciudades de la furia de Luis Benítez

Hoy les traigo el nombre del ganador del séptimo y último sorteo del blog.

¡Felicitaciones, Natalia!

Ganaste un ejemplar de Las ciudades de la furia.

Para reclamar tu premio, mandame un correo electrónico a soldeechesortu@hotmail.com o enviame un mensaje privado a la fanpage en Facebook del blog (https://www.facebook.com/soldeechesortu/).


a Rafflecopter giveaway

domingo, 12 de febrero de 2017

Desafío de lectura de Goodreads 2017


Normalmente hago la entrada del desafío de lectura de Goodreads en enero, pero como este año estuve participando de la maratón de lectura #Summerthon, no tuve tiempo. Como todos los años, siempre que me uno al desafío, hago una lista de los libros que me gustaría leer, pero no es una lista fija ni la sigo al pie de la letra. Siempre elijo otros libros sobre la marcha que captan mi atención, mientras que hay otros que prefiero dejarlos para más adelante. Esta lista la armé a fines de diciembre e incluye solo libros que ya tengo comprados, con excepción del de Gabriela Margall, que lo voy a comprar este mes. Ya leí el guion de Fantastic Beasts and Where To Find Them (pueden leer la reseña aquí). Ahora estoy leyendo QuiniFreud de Pablo Melicchio, una colaboración de Viví Libros que pronto reseñaré.
  1. Fantastic Beasts and Where to Find Them: The Original Screenplay (J. K. Rowling)
  2. The Book Thief (Markus Zusak)
  3. Allegiant (Veronica Roth)
  4. Four (Veronica Roth)
  5. A Feast for Crows (George R, R, Martin)
  6. La chica del tren (Paula Hawkins)
  7. Orlando (Virginia Woolf)
  8. Elephants Can Remember (Agatha Christie)
  9. Twenties Girl (Sophie Kinsella)
  10. The Fellowship of the Ring (J. R. R. Tolkien)
  11. The Cuckoo's Calling (Robert Galbraith)
  12. Go Set a Watchman (Harper Lee)
  13. Lord of the Flies (William Golding)
  14. The Adventures of Huckleberry Finn (Mark Twain)
  15. Quinifreud (Pablo Melicchio)
  16. El ciudadano (Florencia Ghio)
  17. Los trenes del tiempo (Marcelo Coccino)
  18. Las invitadas (Silvina Ocampo)
  19. El juego de Ripper (Isabel Allende)
  20. El tiempo entre costuras (María Dueñas)
  21. La noche de la Usina (Eduardo Sacheri)
  22. La sombra del viento (Carlos Ruiz Zafón)
  23. Mujer y maestra en un mundo de hombres (Viviana Rivero)
  24. Ese ancho río entre nosotros (Gabriela Margall)

sábado, 11 de febrero de 2017

Sugerencias de Kiako-Anich para San Valentín

Falta poco para San Valentín y que mejor regalo que un libro. Comparto con ustedes la gacetilla de Kiako-Anich con varias sugerencias.


San Valentín: Regalá la posibilidad de viajar con un libro
El 14 de febrero llega un nuevo Día de los enamorados. Agasajá a tu media naranja con novelas, cuentos o poesía. 

  
Las flores se marchitan, los chocolates se derriten y los osos de peluche simplemente no van más. ¿Qué regalar entonces a esa persona que te da amor todos los días? Un libro está en el puesto número uno en la lista de posibilidades. Acá algunas propuestas:

Editorial Sopa de letras

Abocado al e-book, el sello dirigido por Mabel Pagano y María Celia Quiroga, aprovecha la tecnología como puente entre los que escriben y sus lectores, permitiendo el libre juego de ida y vuelta. Algunos de sus títulos son:


 
Novela de amor con el tango como protagonista que puede conseguirse desde Bajalibros y Amazon.
Una historia de aventuras y amores prohibidos, disponible en Bajalibros y Amazon.

Libro de cuentos que narran situaciones reales y fantásticas. Conseguilo en Bajalibros y Amazon.
Encontrá más títulos de Sopa de letras en BajaLibros.

Narrativa de Jorge Andrade
Escritor, economista, crítico literario y traductor con varios libros publicadas, como  la novela Los ojos del diablo (premio internacional Pérez Galdós, España); y los cuentos de Ya no sos mi Margarita. Fue colaborador del diario El País y de las revistas El Urogallo y Cuadernos Hispanoamericanos de España, así como del diario La Nación de la Argentina. Conocé más sobre él acá.

Buenos Aires, Editorial Umbrales, 2015.
587 p.; 21x14 cm. ISBN 978-987-28820-8-2.

Cloacas de París. Dos comunidades y una guerra en donde lo insólito es protagonista. Una novela innovadora en cuanto al estilo, plena de humor y que atrapa desde la primera línea la atención de quien se sumerge en la peripecia de sus personajes.


Poesía de Eugenio Polisky
El poeta Eugenio Polisky es conocido por su prolífica carrera, en la que se destacan sus libros silencio en la nada luz, Quimera Bulevar, y el reciente desde el fondo.

Textos Intrusos, 2013. ISBN 978-987-1960-7-2. Formato 14x14cm. 116 pag.
Arte de tapa: detalle de “Psicolineal” de Emilio López
Libro que recorre las figuras más salientes de la dramaturgia shakespereana, desde Othello hasta Hamlet pasando por Macbeth y el rey Lear, recuperando las piezas clásicas en función de su propia creación lírica.